Cup&Cakes

Una breve historia

El cupcake, también conocido como fairy cake (torta de hadas) por su llamativa decoración, es una pequeña torta para una persona, frecuentemente cocinada en un molde similar al empleado para hacer madalenas o muffins.

Es una receta de origen estadounidense e incluye añadidos como glaseados y virutas, cremas, merengue y toda clase de realce decorativo.

Este postre surge en el Siglo XIX, antes de la aparición de los moldes para hacer muffins, por lo que solían hacerse en tazas, tazones, cazzuelas de barro o ramequines, siendo este el significado de su nombre en inglés (cup y cake, torta en taza). Aunque existe otro origen para su denominación, derivado de la dorma de medir los ingredientes empleados para su elaboración: una taza de harina, una taza de azúcar, una taza de manteca... (cup en inglés).
Ambas historias son tomadas como verdaderas.

Es habitual que sean elaboradas en moldes al uso, similares a los empleados para hacer muffins, es decir "pirotines", debido a que sus bonitos y alegres motivos, acompañan la esmerada decoración que caracteriza a los cupcakes.

Servido como un postre o a la hora del te, es frecuente que en la cocina norteamericana esté presente en celebraciones de cumpleaños, bodas y fiestas infantiles.

La costumbre de incluirlos en los eventos y celebraciones, está tornándose popular en nuestro país por la belleza, practicidad y versatilidad de estas preparaciones.


Cup&Cakes en facebook